¿Quién no ha pensado ir alguna vez al psicólogo/a?

Bien, creo que la mayoría en algún momento de sus vidas se les ha pasado por la cabeza ir a un psicólogo/a. Pero, la verdad es que se piensa mucho y cuesta decidirse. Quizás, por qué se desconoce quién es y cómo es el profesional que nos va atender.

¿Es lógico que exista cierta polémica? Sobre todo, cuando somos padres y necesitamos orientación del porque nuestro/a hijo/a lo está pasando mal y le genera sufrimiento, lo cual también nos llega afectar su preocupación haciéndola nuestra. Es ahí! cuando nos planteamos cómo se les puede ayudar y realizar la búsqueda de la persona que se considere adecuada para asesorarnos. Aunque, no siempre es tan sencillo porque hay gran cantidad de profesionales. Entonces ¿Cuál sería el adecuado para nosotros o para nuestra familia?

Se sugiere algunos aspectos a tener en cuenta:

.- Cada profesional según su experiencia, utiliza diversidad de técnicas y las herramientas necesarias para abordar el problema. Sin embargo, es la persona que debe informarse de cómo se realiza la actividad, en cuanto tiempo se invierte en el desarrollo del proceso (sesiones) y si puede lograr el objetivo (solución del problema psicológico) en un lapsus de tiempo establecido.

.- Algo vital en una intervención psicológica es una buena alianza entre el cliente y su terapeuta. Aclarándose todos los puntos desde el inicio, respondiendo a todas las preguntes que puedan albergar duda, pues esto hará que continúe o no la intervención. De todos es conocido, que más de una vez se haya iniciado un tratamiento, pero al no obtener los resultados esperados se abandona. Llegado a este punto, habría que mirar si las dificultades las tiene el profesional que lleva a esta persona, o es esta misma la que considera que no se está cumpliendo las expectativas esperadas (personas con trastornos mentales no suelen ser consciente de enfermedad). Dejar claro, que para que un tratamiento sea óptimo tiene que implicarse las dos partes (siempre).

.- Es muy importante la honestidad del psicólogo/a  puesto que trabaja con la mente de las personas para equilibrar su situación personal y eso hará que lo que se realice en el momento presente, tenga efectos en el futuro.

.- A nivel personal después de tantos años ejerciendo esta profesión y actualizándome cada día (investigando) llegas a la conclusión de que Si es posible prevenir los trastornos mentales y la repercusión que acontecen. Aunque, para ello tengas que armarte de mucha paciencia, persistencia y positividad para que el cliente llegue a solucionar su/s conflicto/s para la resolución del/los problemas/s, antes de que pueda ser irreversible.

.- Voy a poner un ejemplo de cómo es necesario actuar rápidamente para que algo que queremos de verdad no perderlo. Imagínenos que viajamos en nuestro coche y de repente observamos que se calienta (la manecilla de la temperatura marca en rojo).  Somos conscientes de que anteriormente tenemos que prevenir esta situación (altas temperaturas en verano) y como tal se puso a punto el vehículo (revisado). Sin embargo, ¿Qué hacemos?  Nos paramos, porque si continuamos el vehículo puede llegar arder. Es decir, nos avisa antes, nos previene y actuamos llamando a la grúa para que lo recojan. ¡Aquí! sí que hacemos algo para evitar dañar o perder el vehículo. Entonces ¿porque no? cuando la mente y el cuerpo nos está enviando señales de que algo no funciona bien, hacemos caso omiso. Decir que, simplemente escuchando a nuestro cuerpo ante los primeros signos y síntomas, hará que nuestra vida sea más saludable y con mayor bienestar.

Vive y Ama