¿LOGRAR EQUILIBRIO?

 

 A la pregunta planteada, se confirma que sí. La cuestión sería, quienes podrían requerirlo. Bien, en la actualidad nos encontramos con muchos cambios en nuestra sociedad, adaptarnos a ellas se puede considerar un reto. Determinadas personas son más vulnerables que otras, bien, por sus rasgos de personalidad, ambiente donde se encuentra, con quién se relaciona, etc…Todo ello hace que en determinados momentos surjan dificultades. Lo que puede conllevar a estados de ánimo alterados (inestabilidad), aunque en un principio no se perciba como  patológico, al tiempo,  sus consecuencias  pueden llegar a ser nefastas. Considerar, que no se nace con un desequilibrio, más bien se hace, a no ser que exista un trastorno de desarrollo que le pueda afectar. Aun así, es posible un tratamiento.

 

La evidencia científica, permite facilitar el entendimiento del por qué, las personas se mantienen con falta de equilibrio. Un ejemplo, de ello de casos muy extremos,  se puede contemplar en el artículo (enlace parte inferior), donde refleja como adquirir estabilidad emocional en pacientes con doble patología (trastorno mental grave y adicciones). Del cual, propone una intervención con un programa didáctico terapéutico novedoso “TECI” Tratamiento Emocional Conciso Integral, en el que se muestra el proceso, los resultados, junto a unas conclusiones relevantes: una mayor comprensión de las emociones junto al afrontamiento adecuado de las experiencias negativas y mejora en la regulación emocional, alcanzando abstinencia y alta terapéutica. 

 

Publicación realizada, el pasado mes de noviembre 2018, en la revista Clínica y Salud.

 

Dicho artículo se muestra en los siguientes enlaces:

https://doi.org/10.5093/clysa2018a19

articulo20181025120945a

 

Ama y Vive