El Reto del Equilibrio

Ante el desconocimiento ¿qué me pasa y por qué?, puede vislumbrarse la falta de capacidad en el abordaje  de resolución de conflictos, generados en la mayoría de las ocasiones a través de las adversidades de la vida cotidiana. Generando quejas e inquietudes que afloran a problemas que requieren orientación psicológica.

Una  atención personalizada, proporciona asesoramiento, facilitando a la persona el autoconocimiento,  del por qué se encuentra de esa manera. Las respuestas, en reiteradas ocasiones, no son lo que gustaría, y eso hace que las personas les genere  un estado de incertidumbre y de malestar. La toma de decisiones, hace que en determinados individuos  les produzca inseguridad y cierto grado de inestabilidad.

Así pues, la falta de información desfavorece el  abordaje de las circunstancias. Lo que conlleva  efecto perjudial (bloqueo).  Además, de  producir una alteración del estado de ánimo (decaído),  junto a la impotencia de no afrontar situaciones, y/o por desconocer  sus habilidades y capacidades en las resolución de sus problemas. Todo ello, afecta al equilibrio emocional, alterando la parte cognitiva (pensamientos reiterados), ocasionando actitudes y comportamientos inadecuados en la persona, repercutiendo en el ámbito que le rodea.

 

 

Ama y Vive