Según la Real Academia Española (RAE) la define como el apetito desordenado de ser preferido a otros. El concepto puede asociarse a la altivez, el engreimiento, la presunción y la petulancia. Términos semejantes serian; la vanidad, la fanfarronería y el endiosamiento.

En ocasiones nos encontrarnos con personas con soberbia e incluso se llega a convivir con algunas de ellas. Tener conocimiento de quienes son y cómo actúan nos ayudara a enfrentarnos de forma adecuada a tener una relación que no nos perjudique.

La soberbia es un sentimiento de valoración de uno mismo, a tal punto de creerse superior con un tono despectivo hacía los demás. Una seguridad basada en recursos exteriores, más que en la realidad interior. La soberbia se muestra a través de la actitud y comportamiento en personas que suelen tener una personalidad temerosa e insegura, con baja autoestima y desconfiada de sí mismo/a.

La personalidad tipo narcisista, egocéntricas y orgullosas (contemplada ésta última en forma negativa) se caracteriza por una conducta egoísta, vanidosa, poco empática y una inhabilidad de tener en cuenta a las personas que le rodean.

La soberbia se diferencia del orgullo en que suele ser una conducta constante, un rasgo de la personalidad que se mantiene en el tiempo y que engloba multitud de actitudes. Sin embargo, el orgullo si se sabe gestionar al no influir en todas las esferas de la vida, se considera una emoción positiva contemplado como un sentimiento de agrado y valor hacia uno mismo.

La persona soberbia cuesta distinguirla, porque no siempre reacciona con la misma actitud en todos los contextos. Aunque, los síntomas no se den todos a la vez son fáciles de detectar.

La soberbia también se puede encontrar en personas arrogantes cuyas particularidades serían:

1)No son capaces de admitir que han hecho algo mal y tampoco los errores porque reconocerían que no son tan perfectos. 2) Siempre creen que tienen la razón y por tanto no suelen pedir perdón. Les cuesta integrar nuevas ideas a su sistema de creencias. 3) Necesidad de halagos de manera constante para seguir manteniendo su seguridad y autoestima. 4) Pueden lastimar, sobre todo cuando se sienten atacados respondiendo con violencia verbal con el objetivo de hacer sentir inferior al otro. 5) Suelen hablar de sus logros. Refuerzan su autoimagen expresando lo bien que lo hacen todo y hablando de sus éxitos.

Quizás en la etapa infantil no haya recibido la atención y cuidados necesarios que favoreciera un desarrollo correcto de autoestima y tenga la necesidad de autoafirmarse constantemente, ante todo.

¿Qué hacer ante una persona soberbia?

  • Evitar la discusión. Porque implica entrar en un conflicto complejo y no le importará ser hiriente y mantenerse en una posición de superioridad.
  • No permitir que aplaste tu autoestima. Las conductas van dirigidas a su beneficio personal y no le importara dañar la autoestima de alguien para sentirse bien. Por ello es importante tener en cuenta sus intenciones y evitar comentarios que nos dañen.
  • Si crees que pisa tu dignidad, no dudes en decirlo. El trato con una persona soberbia requiere de coraje no mostrando una actitud pasiva.
  • Entereza para no permitir que te hagan daño. Aunque debemos entender que su actitud es debida a sus inseguridades personales, el objetivo de su comportamiento es sentirse mejor con ellos mismos.
  • Efectuar una comunicación asertiva. Facilita expresar emociones y necesidades sin llegar actuar de manera pasiva ni agresiva.

Sólo cuando la persona es consciente de su actitud puede plantearse modificarlo. Para llegar a ese extremo tiene que haber perdido algo muy valioso o sentido muy malamente, hasta tal punto que la reflexión haya sido tan profunda que se encuentre capacitado para discernir de lo verdadero de la creencia personal errónea.

El correctivo de la soberbia es la sencillez y la humildad. La persona debe aceptar los errores y ser responsable de su actitud. Aunque considera que lo sabe todo, no siempre, es así.

¡El contenido de la totalidad del conocimiento no existe, correspondería a ser más humilde y aprender a decir “No lo sé!

A continuación, se expone las características de la soberbia según Carlos Sánchez (2020) que facilitara su entendimiento:

  • Son engreídas y altaneras, piensan que eso las hace verse superiores ante los demás.
  • Su orgullo en el fondo es vacío y lo es una manera de evadir los miedos.
  • Siempre creen tener la razón. Su frase típica es. “¿Acaso no sabe con quién está hablando?”
  • Nadie tiene derecho a corregirlas, su verdad es absoluta, no existen otras.
  • Jamás olvidan una ofensa.
  • No conocen la palabra humildad.
  • Jamás pedirán perdón. No está en ellos hacerlo.
  • Son rebeldes, desafiantes y tienen actitudes vengativas.
  • Primero yo, segundo yo, tercero yo, y lo que sobra para mí.
  • El engaño y las falsas ideas vienen de la soberbia.
  • Son personas duras de corazón.

Este mismo autor, también hace alusión a una serie de recomendaciones a tener en cuenta en caso de que alguien se considere persona soberbia:

  • Es clave que reafirmes tu personalidad con base en la reflexión de ti mismo.
  • Ten actos de generosidad, amor, ternura y servicio, esto te desconectará de esa realidad y te hará más humano.
  • Recuerda siempre que la soberbia no es un defecto menor y que te aleja de las personas.
  • Ser humilde no es ser servil, el soberbio por lo general lo asocia así.
  • Sentirte superior a los demás solo refleja que en el fondo te sientes muy inferior.
  • Los ejercicios de visualización permiten que te veas interactuando con los demás en relaciones sanas, constructivas y analizando su en realidad en algunas situaciones has maltratado u ofendido a los demás.
  • No te juzgues, no te castigues, no te maltrates. Si eres soberbio, entiendo que perfección no existe y que puedes cometer errores.
  • No seas radical: “O todo o nada” aprende a tener concesiones contigo mismo y, obviamente, con los demás.
  • Nunca generalices, recuerda que cada persona es diferente.
  • No juzgues a las personas por lo peor de cada una, potencias sus virtudes.
  • Nunca minimices tus cosas buenas ni las de los demás.

Tanto las características como las recomendaciones han sido extraídas literalmente del libro Ortiz, C. S. (2020). Desahógate ¡Despierta ya! Grupo Sin Fronteras SAS.

¡Así que aprender a quererse tal como se es, integro, favorece la autoconfianza en la evolución del ser uno mismo!

 

Ama y Vive